Home / Contabilidad / ¿Cuáles son los Métodos de Depreciación y Amortización?

¿Cuáles son los Métodos de Depreciación y Amortización?

En la contabilidad con relación a los activos fijos e intangibles podemos encontrar dos Métodos, (Depreciación y Amortización) los cuales se utilizan para deducir el costo de los activos fijos e Intangibles durante su vida útil, generando operaciones contables que registran las pérdidas de valor de estos activos a largo plazo.

Depreciación: se refiere, en el ámbito de la contabilidad y economía, a una disminución periódica del valor de un bien material o inmaterial. Esta depreciación puede derivarse de tres razones principales: el desgaste debido al uso, el paso del tiempo y la vejez. También se le puede llamar a estos tres tipos de depreciación; depreciación física, funcional y obsolescencia.

Amortización: es un término económico y contable, referido al proceso de distribución en el tiempo de un valor duradero. Adicionalmente se utiliza como sinónimo de depreciación en cualquiera de sus métodos. Amortizar es el proceso financiero mediante el cual se extingue, gradualmente, una deuda por medio de pagos periódicos, que pueden ser iguales o diferentes.

Factores de la Depreciación

Los factores que deben tomarse en consideración al estimar los importes que deben cargarse periódicamente a gastos son:

La base de la depreciación: La base para el cálculo de la depreciación generalmente lo constituye el costo de adquisición o de producción del bien, incluyendo los gastos por instalación, montaje y otros similares; y en su caso, los desembolsos por conceptos de mejoras incorporadas con carácter permanente.

El valor del desecho: Se conoce con los nombres de: valor residual, el valor de salvamento, valor recuperable y valore de rescate.Representa el valor que se estima que puede obtenerse de la venta de un activo fijo ya fuera de servicio.En otras palabras, puede decirse que, valor de desecho, es el valor que se estima que va a tener un bien al estar totalmente depreciado.

La vida útil estimada: Para estimar la vida útil de un activo fijo deben tomarse en consideración las reparaciones a que será sometido, obsolescencia.La vida útil estimada de un activo fijo, puede medirse en: años y meses, en periodos de operación u horas de trabajo, en unidades de producción, en kilómetros por recorrer. Descarga material AQUÍ